Shampoo y acondicionador sin sal

¿Se ha preguntado alguna vez qué significa que algunos productos para el cabello no contengan sal y cómo podrían beneficiarlo? Este artículo tiene el objetivo de informarle de las ventajas de los productos que no incluyen este componente, animándole a elegir estas soluciones.

Últimamente, muchas personas han optado por evitar el uso de productos que incluyan sal, pero ¿por qué utilizar el shampoo y el acondicionador sin sal? La función principal de un shampoo es lavar el cabello y el cuero cabelludo, mientras que el acondicionador aporta suavidad y brillo. Los componentes que se deban utilizar siempre vendrán determinados por el tipo de cabello que se tenga, ya sea seco, fino, grueso, dañado, teñido, etcétera.

Para garantizar la uniformidad del cabello, se utiliza sal en la fabricación de estos artículos. Por eso mucha gente se asusta cuando utiliza productos sin sal, ya que son más ligeros y no generan tanta espuma, pero ¡no se asuste! Esto no quiere decir que no cumplan los objetivos para los que fueron diseñados.


A continuación, se presentan cinco ventajas de utilizar productos capilares sin sal:

  • El shampoo sin sal es bueno para las personas que se tiñen el pelo, se alisan, se hacen el permanente, se masajean o se tratan con queratina, entre otras cosas. Este tipo de shampoo ayuda a prolongar la duración de estos tratamientos.
  • La coloración del cabello dura más cuando se utilizan productos sin sal.
  • Calman el cuero cabelludo y mejoran el rendimiento de los aceites naturales del cabello.
  • Son excelentes para el cabello seco ya que lo hidratan mejor.
  • Ayudan a reducir el encrespamiento.

En este sentido, se le informa que existen en el mercado diferentes shampoos y acondicionadores que no incluyen sal y proporcionan una protección natural a las zonas más expuestas por el sol.